jueves, 30 de mayo de 2013

La otra cara de Lisboa

Hace dos semanas visité Lisboa y me llevé dos impresiones bien distintas: la cara turística y la cara de la crísis económica. es cierto que todos los lugares del mundo tienen sus cosas positivas y sus cosas negativas y más en esta época de crisis mundial que como siempre azota a los más pobres hasta lanzarlos a vivir a la calle.
Yo lo veo todos los días en Bilbao, la gente pidiendo en la calle. Y también se ha visto internacionalmente una imagen empobrecida de España. Pero lo que vi en Lisboa superó todas mis expectativas.
Es una ciudad preciosa, desde luego, a la que volvería, pero está todo increiblemente abandonado. Muchos edificios se están cayendo o están en estado precario de conservación. Aunque lo que más me dolió fue ver cómo estaba la gente que vivía en la calle. gente anciana que pedía limosna frente a turistas con enormes objetivos en sus cámaras que ni se paraban a mirarlos. Yo no pude hacer más que dar alguna limosna y hacer fotografías para denunciar esta penosa situación.










Creo que estamos muy acostumbrados a ver todo esto, sin pensar que algún día podemos ser los próximos en vivir entre cartones.
Los gobiernos, sea cual sea el país, aprietan a sus ciudadanos subiendo los impuestos, aumentando las multas, privando de hogar a las personas y dificultando el acceso al trabajo, bien sea con el abaratamiento del despido o con las elevadas exigencias para acceder a un puesto de trabajo.

Y este es el resultado, exactamente lo que yo vi en Lisboa: personas malviviendo en la calle, ciegos y ciegas haciendo sonar una taza de hojalata contra los barrotes del metro para pedir dinero...

sábado, 25 de mayo de 2013

La invención del matrimonio.


¿Hasta que la muerte os separe? Creo que hay que ir cambiando esa frase, que está pasada de moda, pues la muerte ya no es la principal razón de la ruptura de los matrimonios. 
Al año se casan alrededor de 161.400 parejas en España, frente a los 100.000 divorcios anuales de los españoles.
Y muchos se preguntarán quién inventó el matrimonio. Pues no hay un inventor en concreto para la brillante idea, sino que ocurrió a causa de un acontecimiento que marcó la diferencia para siempre entre las relaciones sexuales con varias parejas y las relaciones sexuales habituales con una misma pareja.
En las primeras tribus indígenas las relaciones sexuales entre hombres y mujeres con diferentes person as eran muy habituales y hasta tal punto llegaba el libertinaje del sexo entre todas las personas de las tribus, que acababan acostándose padres con hijas, madres con hijos, primos con primos y demás relaciones parentescas. También comenzaron a producirse nacimientos de bebés con problemas físicos y mentales fruto de esas relaciones. 
Para acabar con el incesto, las tribus acordaron con otras tribus vecinas el intercambio de sus mujeres para poder relacionarse de una forma normal evitando así las enfermedades de los futuros miembros de la familia.
de esta manera se inventó el matrimonio, en un intento por repartirse las mujeres cercanas entre círculos externos a la familia.
De nuevo, la mujer como una mercancía más, un objeto de intercambio entre los hombres, una invención de la sociedad patriarcal para asegurarse el sexo...entre otras cosas.

Si queréis más información sobre el tema, os animo a que os leáis el libro " Antropología feminista" de Lourdes Méndez.

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***