domingo, 5 de julio de 2009

Una historia de amor como otra cualquiera.


Ya no sabía lo que era cierto y lo que era mentira. No sabía a quien quería y lo que deseaba hacer con su destino.
Ella le quería y él no lo sabía( o lo sabía y se hacía el tonto). Pero las cosas eran más complicadas de lo que parecían.
Ella esperaba que él diera el primer paso por miedo a no ser correspodida, si era ella quien comenzaba el juego.
Esperaba una sonrisa, una palabra, algo que la hiciera comprender que no se equivocaba con él.
Pero eso nunca llegaba, o si lo hacía eran unas señales muy débiles.
Desde el primer día que le habló hasta que s conocieron del todo, ella había esperado algo.
Por temporadas quería olvidarlo y cuando parecía que lo conseguía, él volvía a su cabeza incesante.
Pero no, ella no quería admitir en su propia cabeza loque sentía. Eso significaría dejar atrás todo lo que tenía y enfrentarse a la incertidumbre.
Así que siguió engañandose y nunca pudo saber lo que podría haber pasado entre los dos.
Y cuando finalmente se decidió, él ya se había cansado y había encontrado a otra...

1 comentario:

  1. El corazón siempre es inconstante, y si ella no lucha y le dice lo que siente es posible que le pierda para siempre. Tiene la felicidad rozando con las yemas de sus dedos... que no sea una cobarde y no la deje escapar.

    Muy bonito, Damisela :)
    Besos polares!

    ResponderEliminar

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***