jueves, 5 de agosto de 2010

Lo iluminas todo.

Sonríe.
Deséame.

Mírame una y otra vez.
Vuelve a agarrarme.
Sosténme por el aire. Y grita, vuélcate en mi.
Vuelve a tocarme.
Erízame la piel.
Sopla por los huecos de mi cuerpo. ropieza con mi alma en cada suspiro. Aráñame el corazón con cada arremetida.
Regálame un día más tu cuerpo.
Enjáulame un segundo más en tus brazos.
Piérdete conmigo para siempre en los oscuros callejones del deseo. He dejado las farolas encendidas para tí. Solo para tí.



Porque eres tú quien lo ilumina todo.
Y yo solo un barco destinado a naufragar.

2 comentarios:

  1. Que locura desear que naveguen por nuestro cuerpo desnudo, querer dejarlo mudo con un rítmico vaivén.
    No te definas como un naúfrago y piérdete navegando en ese mar de placer dónde aún te quedan mil cosas por hacer.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado, muchas sensaciones intensas, excepto lo del barco destinado a naufragar... pues nunca se sabe!

    ResponderEliminar

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***