sábado, 11 de julio de 2009

El ático.


Habían discutido, ella se había ido de la cocina del primer piso, hasta el ático, subiendo tres pisos corriendo por las escaleras. Él siguió bebiendo orujo de hierbas en la cocina y cuando se acabó practicamente la botella, subió hasta el ático.
La vió asomada a la terraza. Estaba pesando en su vida, en lo que hacía con él y en sus hijas. De pronto oyó la voz de Oxana llamándola. Venía con una vecina de la hurbanización y la llamaba. Ella la escuchó acercarse al mismo tiempo que él la cerraba la puerta de la terraza del ático y la dejaba en la calle. Se empezó a bajar la persiana mecánica y ella sintió miedo de quedarse allí afuera siempre y llamó a Oxana. La níña fue corriendo a socorrer a su madre. Cuando el padrese dió cuenta, se apresuró a abrirla terraza y se disculpó diciendo que no había visto a su mujer.
Pero mentía, porque hasta arriba de orujo y después de la discusión; sentía la necesidad de hacerla sufrir.

2 comentarios:

  1. Gracias por tu comentario!
    Es muy profundo tu blog, ojala ayude a tantas mujeres que se creen inferior, o culpables, y la única culpa que tienen es tolerar un animal (mis disculpas a los animalitos por comparar esas bestias con su inocencia).
    Saludos, y que pases un lindo domingo.

    ResponderEliminar
  2. hay un sufrimiento que sabe a melocotones, a liquidos que explotan en una botella y en el vago recuerdo de un atardecer.

    fue un placer pasar por acá.

    ResponderEliminar

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***