viernes, 21 de agosto de 2009

Había una vez...


Había una vez una persona que siempre estaba cerca.
Una persona a la que no tenías que decir lo que tenía que hacer, porque siempre lo sabía.
Que me abrazaba cuando más lo necesitaba, aun rechazándolo.
Que me besaba después de que yo le gritase.
Había una vez una persona que siempre se ocupaba de que todo estuviese bien.
Que lloraba cuando yo lloraba y que pedía perdón cuando era culpa suya.
Sí, existía un chico que sabía reconocer sus fallos.
Que me quería a pesar de todo lo que viniera después.
Que me echaba de menos cada día y que pensaba en mí.

A veces se daba cuenta de lo importante que era para ella, cuando estaba a punto de perderlo. Y de repente se sentía sola, porque sabía que sin él todo iba a ser muy diferente.
Y sí, a veces ella también se arrepentía de muchas cosas feas que le había dicho y quería abrazarlo. Pero como siempre, algo la inmovilizaba(llamadlo orgullo, tal vez).
Y nunca sabía con certeza cómo demostrarle que ella lo quería.

Pero él seguía convirtiéndose en pared, para que el mal genio de ella rebotase contra él y no la dañara a ella, comiéndosela por dentro.

4 comentarios:

  1. siempre es importante un chico asi en tu vida, a nadie le gusta estar solo/a.
    Te sientes sola cuando el se va? es tan improtante para ti ese chico como para luchar por el? un saludo

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***