domingo, 16 de agosto de 2009

El niño anciano.


Estaba asomado a la Ría de Bilbao, apoyándose a la barandilla y empezó a sonreir. Le miré. En aquella cara de anciano, llena de arrugas por la vida, vi en su mirada unos ojos de niño.

Miraba interesado como los niños de al lado tiraban trozos de pan de su bocadillo a los peces.

Sonreía y las arrugas de los ojos y de la boca iban de un lado a otro de su cara. Por un momento se convirtió en un crio más. Y en ese momento me pregunté cuántos años tendría aquel hombre y qué diferentes situaciones habían provocado cada surco de su piel.

Los niños se fueron y los peces se arremolinaron en torno al pan para ir desmigándolo entre todos y comer cada uno un pequeño trozo.

El viejo seguía sonriendo. Las migas de pan se acabaron y los peces desaparecieron en el fondo de la Ría.

Y volvió a quedarse solo. Esperando a que llegaran nuevos niños con pan y que los peces apareciesen de nuevo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***