domingo, 13 de septiembre de 2009

Todas las noches llueve en su interior.


La madre de Smailing me contó una vez que solía dormirse llorando...
Todas las noches esperaba a que su marido se acostara antes que ella.
A veces se aseguraba de que estuviese dormido. Era en ese preciso momento cuando ella se metía en la cama. Se acostaba al lado de su marido, se arropaba hasta la cabeza y rompía a llorar.
Y no es que el sueño la venciera, simplemente su llanto la acababa agotando. Y se dormía mientras sus ojos seguían salpicando lágrimas a las sábanas. Apoyaba su cara a la almohada y cuando hubo empapado un lado de ésta, le daba la vuelta para volver a empaparla por el otro lado.
Su marido la oía, pero se hacía el dormido. Él nunca supo escucharla ni hablar con ella de los problemas.
Y ella nunca recibió un abrazo como consuelo a su llanto. Le sentía a él inmóvil, callado, casi más parecido a un mueble que a un ser humano.
Al día siguiente amanecía y todo volvía a ser como ayer. Delante de sus hijas sonreía, sin sembrar sospechas de lo que verdaderamente había en su alma.
Se había acostumbrado a acumular todo el dolor posible en su interior. Y ahora era incapaz de sacarlo afuera. Y desde entonces, todas las noches llueve en su interior.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Díme cómo ves el mundo...

Se ha producido un error en este gadget.

DO NOT COPY

La voz escrita.

Las palabras más leídas.

Se ha producido un error en este gadget.

Películas gratis

Peliculas online gratis

AVISO

---Todas las fotografías que aparecen en este blog, han sido tomadas de Internet.
Si alguna de ellas te pertenece y no quieres que la utilice;solo tienes que hacermelo saber.---
***La Damisela Combatiente***